Si tienes la suerte de contar con una piscina para los meses de calor, entre nuestras reformas integrales en Formentera encontrarás la posibilidad de cambiar una zona de tierra o plantas mal cuidadas por un pavimento de hormigón impreso mucho más bonito que el cemento corriente.

Sobre el papel, mucha gente prefiere la naturaleza salvaje, pero en el día a día la mayoría de propietarios optan por pavimentar al menos parte de su terreno en el jardín o la piscina, porque a largo plazo es una de las reformas integrales en Formentera más rentables y prácticas.

El primer motivo es la durabilidad. El trabajo que da el césped en grandes superficies es continuo, en invierno y en verano. En los meses de más sol se multiplica el riesgo de que las plantas amarilleen, se sequen, y hay regar constantemente al anochecer o a primera hora de la mañana. El hormigón impreso evita las malas hierbas y el sol no le hace daño.

La limpieza y el mantenimiento se hacen así mucho más sencillos. Adiós a cortar el césped durante horas y a mover kilos de restos de un lado a otro.

El adoquinado tradicional también tiene estas ventajas, pero es menos económico, porque hay que ir pieza a pieza. Nuestros pavimentos impresos son menos trabajosos de poner y no tienen por qué ser más uniformes, pueden combinarse varios dibujos y tonos para dar movimiento y alegría a tu piscina o tu jardín.

Si no conoces bien la calidad y la apariencia del hormigón impreso y sus ventajas en exteriores, acércate a Paviolt Justian y te contamos más.